Glosario

 GLOSARIO DE TÉRMINOS

RELACIONADOS A LA LECTURA Y ESCRITURA ACADÉMICA

glosario

ARGUMENTAR: Es convencer o persuadir a alguien de una opinión propia. Se lo hace a través de razonamientos lógicos, relacionados con la dialéctica (procedimientos que se estructuran para refutar algo), la lógica (leyes del razonamiento) y la retórica (uso de recursos no académicos-racionales (e.g., las emociones).

AUTOR: El autor/a es la persona que produce un texto. Hay dos tipos de autores: de carne y hueso e institucional. Al primero, todos lo podemos identificar. Al segundo, en cambio, lo identificamos por referirse a una institución que, en el ámbito académico, se relaciona con: una universidad (incl. una biblioteca), un instituto de estudio, una fundación, una editorial o una instancia pública o privada a través de la cual se produce conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA ANOTADA: Una bibliografía anotada tiene como propósito ayudarle al estudiante universitario a profundizar su trabajo como investigador. Para conocer más al respecto, pulse aquí.

CIERRE: Es la última oración que el autor/a usa para justamente cerrar el ensayo. Aparece al final del párrafo de conclusión. Hay tres tipos de gancho: pronóstico (hacia dónde llegará el tema trabajado en el futuro), recomendación (qué se debe hacer según lo expuesto) y reflexión (qué idea grande debería el lector llevarse consigo).

CITA(R): Es el proceso de identificar parte de un texto de otra persona o institución para incluirlo en nuestro escrito y, de esa manera, sustentar o fundamentar nuestras ideas o argumentos. A este proceso también se lo conoce como citas de autoridad.

COHERENCIA: Se refiere a los conceptos y a las relaciones entre conceptos; a las relaciones lógicas de las ideas e informaciones de un párrafo; y al uso adecuado de los elementos textuales y contextuales. Según Teun Van Dijk, cuando se habla de coherencia se hace referencia a la propiedad semántica de los textos porque lo que interesa es que estén bien formados; la idea es que el lector encuentre el sentido y el significado global del texto. La coherencia se refiere a la microestructura de los textos (C. Martínez). (Ver la pestaña de «escritura», sección «coherencia y cohesión»).

(Ver la nota debajo de la cohesión, a continuación).

COHESIÓN: Se refiere a los procedimientos para relacionar ideas y desarrollar temas; a la unión o separación de los enunciados de un texto; y a la superficie del texto y cómo en ella se enlazan las ideas para conformar sentido. Según Teun Van Dijk, cuando se habla de cohesión se hace referencia a la conexión entre las oraciones mediante diversos procedimientos lingüísticos que permiten que cada una sea interpretada en relación con las demás. La cohesión se refiere a la macroestructura de los textos (C. Martínez). (Ver la pestaña de «escritura», sección «coherencia y cohesión»).

Nota: En relación a la coherencia y cohesión, resaltamos tres herramientas que podemos poner en marcha:

  1. Estrategias para no ser reiterativo, incluyendo, entre otras: la catáfora, la relación hipónimo/hiperónimo, la nominalización, la elipsis.
  2. Estrategia adicional para no ser repetitivo: uso de los pronombres.
  3. Estrategias para unir y ordenar las ideas: conectores y marcadores textuales.

COMUNICACIÓN: La comunicación – Principios y procesos (Conceptos básicos)

CONCESIÓN: A través de la concesión se reconoce el punto de vista contrario provisionalmente.

CONECTOR: Es una palabra o frase que tiene la función de: unir las ideas y establecer relaciones entre los conceptos de un párrafo; y actúa en el texto como enlace para unir oraciones o párrafos (C. Martínez).

CONNOTACIÓN/DENOTACIÓN: Empecemos por lo segundo, lo denotativo se refiere al significado estricto/objetivo de una palabra o frase, mientras que lo connotativo se refiere a lo que cada uno entiende de manera subjetiva y según el contexto. Por ejemplo, en la frase “una vida de perro”, el significado denotativo hablaría de la vida de un animal, mientras que el connotativo apuntaría a una vida mal llevada. Muchas veces, cuando leemos debemos estar atentos al significado de las palabras y frases, pero también al objetivo del escrito y al contexto en el que se sitúa. De ahí que, para entender bien un texto, es importante determinar las implicaciones que tienen los enunciados de un texto.

CONTEXTO: En la escritura académica, el contexto se refiere al enfoque desde el cual se quiere analizar, presentar o exponer un tema. Los contextos varían, desde las Humanidades (incl. las Arte y las Letras, por ejemplo) y las Ciencias Sociales (incl. los Estudios Culturales, la Economía, la Historia, la Política y la Psicología, por ejemplo) hasta las Ciencias Exactas o Naturales. La idea es contextualizar o encajar el tema dentro de una de estas lógicas. Así, si lo que se busca es desarrollar un ensayo sobre el aborto, por ejemplo, lo que necesitamos decidir es el contexto dentro del cual encajaría este tema. Podríamos escoger enfocar el tema desde la Historia. Eso significa que nuestro escrito presentaría un análisis histórico del aborto, lo cual sería diferente si se lo colocaría en otro contexto (e.g., desde la Economía). Al contexto se lo especifica en el párrafo introductorio del ensayo.

CONTEXTO GENERAL: El contexto general se refiere a la oración que inicia un párrafo suelto sobre un tema en particular. Por ejemplo, si debemos escribir un párrafo sobre la drogadicción, lo lógico sería iniciar por ubicar el tema dentro de un contexto general de las cosas. Así, la oración del contexto general de dicho párrafo podría ser la siguiente: Hoy en día, en el Ecuador, la drogadicción es un fenómeno social que merece ser atendido.

CONTRAARGUMENTACIÓN: Es el proceso a través del cual se presenta argumentos propios para invalidar o refutar los argumentos del punto de vista contrario a la tesis de uno. Se lo puede hacer empleando el modelo «aunque-porque», como se ve a continuación:

Aunque el chicle es malo, no es menos cierto que ayuda a brindar una dosis necesaria de energía porque está cargado de azúcar que el cuerpo necesita para seguir funcionando. 

En este caso, «el chicle es malo» es la concesión; «ayuda a brindar una dosis necesaria de energía» es la refutación; y «está cargado de azúcar que el cuerpo necesita para seguir funcionando» es el contraargumento.

DEDUCCIÓN-INDUCCIÓN: Se refieren a los dos métodos principales del razonamiento lógico. En el primero se trabaja de lo general a lo específico mientras que en el segundo se lo hace de lo específico a lo general. Sin embargo, no es tan fácil como parece. Para conocer de cerca las consideraciones que se deben tomar en cuenta, ver aquí.

DENOTACIÓN/CONNOTACIÓN: Ver connotación/denotación arriba.

DESCRIPCIÓN: Qué es, cuál es su estructura, cómo se hace, ejemplo, práctica

DISERTACIÓN: Es un ejercicio oral que consiste en exponer sobre un tema que se ha investigado, frente a una audiencia. Para conocer más sobre el tema, pulse aquí.

EDITAR: Una definición fácil de entender es la que nos da Google: «Preparar o dirigir la publicación de un texto, una revista o un libro, cuidando de su forma y su contenido y añadiendo en ocasiones notas o comentarios». Cinco pasos importantes en este proceso serían los que se encuentran aquí. En cambio, un glosario de términos de edición se puede revisar aquí.

ENCADENAMIENTO (de las oraciones): El encadenamiento de las oraciones se refiere a cómo el autor hila una oración tras otra en el desarrollo de cada párrafo. Como el contexto es investigativo, y la investigación se divulga en inglés, debemos entender cómo se escribe bien en inglés. Afortunadamente, escribir en inglés es menos complicado que en español. (Ver guía adjunta). Lo que queremos rescatar, sin embargo, es que el estilo de escritura debe ser: claro, sencillo, directo y fluido (ver la entrada sobre el «estilo» abajo). Un ejemplo de lo que entendemos como encadenamiento de las oraciones, por tanto, es el siguiente:

La casa de mi amigo es bonita porque es grande y luminosa. Esto hace que cuando abro las ventanas me dé ganas de bailar con mi esposa, especialmente cuando no hay gente en el hogar. Nos gusta bailar en la cocina que queda al lado del cuarto de estar. En ese cuarto a veces juego con mis hijos. En particular, nos gusta jugar al Xbox y Wii, que son nuestros pasatiempos favoritos.

Como podemos observar, lo que permite el encadenamiento es la repetición del sentido de la oración anterior para añadir información adicional en la oración que siguiente. Es decir, debemos retroceder un poco para ir hacia delante. Esta acción solo es posible, en el caso del ejemplo, gracias al uso de las frases que aparecen en letra recta (e.g., «esto», «nos gusta bailar», etc.), por lo que al encadenamiento también se lo podría ver como una herramienta para dotarle de cohesión (ver arriba) al texto escrito. Su fortaleza es que impide la repetición de las ideas por el uso estratégico que se le da a los pronombres.

Para una explicación adicional de un párrafo bien escrito (i.e. el que sigue el proceso de encadenamiento de las oraciones), se puede visitar «El párrafo bien escrito gracias al encadenamiento» en la pestaña del proceso de escritura.

ENTRADA O INCISO BIBLIOGRÁFICO: Desarrolla una referencia (i.e., un texto usado para generar un manuscrito) con un formato específico; y aparece en la lista de referencias.

ESCRITOR ESTRATÉGICO: El escritor estratégico es una persona que activamente adquiere herramientas de trabajo de escritura académica, identifica su utilidad y las aplica en el desarrollo de su pensamiento. Es alguien que está ávido por crecer en el ámbito académico, pero también por descubrirse a sí mismo. Actúa como un estratega porque siente que cada día adquiere una nueva herramienta para expresarse mejor. Pero también se siente como un carpintero o como una chef porque al poner en práctica sus nuevos conocimientos se enamora de sus creaciones y no tiene miedo a compartirlas con el mundo que le rodea. Su trabajo se guía, entre otros, por: a) la práctica, porque sabe que a escribir se aprende escribiendo; b) la lectura activa, puesto que es el instrumento con el cual la escritura gana sentido; y c) las características del lenguaje académico, que debe ser claro, sencillo, directo y fluido. Para llamar la atención no piensa en cosméticos; todo lo contrario: ubica las cosas en su lugar o, lo que es lo mismo, las da formato. (Va de la mano del concepto de lector activo, ver abajo).

ESCRITURA ACADÉMICA (ESTILO): La escritura académica se refiere a un estilo particular de expresión que los académicos utilizan para definir los límites de sus disciplinas y sus áreas de especialización. Las características de la escritura académica incluyen un tono formal, el uso de la tercera persona en lugar de la perspectiva en primera persona (por lo general), un claro enfoque en el problema de investigación objeto de la investigación, y la selección de palabras precisas. Al igual que los lenguajes especializados adoptadas en otras profesiones como el derecho, la escritura académica se ha diseñado para transmitir el significado acordado sobre ideas complejas de un grupo de expertos académicos. (Tomado de libguides.usc.edu). Para conocer de cerca las características, exigencias y estrategias, se puede pulsar aquí.

Nota: Para conocer los tipos de escritos académicos, entre aquí. Hay que recordar que el artículo de investigación académica es solo uno de los tantos tipos de escritos académicos que existen en la actualidad.

ESTILO: Se refiere a la forma en que cada individuo o grupo humano tiene para expresarse a través de la escritura. Las cualidades son cuatro: claridad, sencillez, concisión y fluidez. Los detalles se pueden ver aquí: Cualidades del Estilo en la Escritura Académica.

ETIMOLOGÍA: Cuando hablamos de etimología nos estamos refiriendo al origen de las palabras, como se lo señala aquí.

EXPONER: Se refiere al acto de informar o dar a conocer. Hay varios tipos de ensayos expositivos, entre los que podemos mencionar: de ejemplos, de análisis de un proceso, de definición, de causa y efecto, y de comparación y contraste, entre otros. Hay que señalar que cada tipo de ensayo expositivo tiene su propia estructura lógica que es necesario reconocer y aplicar para que el ensayo tenga sentido, orden y cohesión.

FIGURAS LITERARIAS: Aunque éste no es un taller de escritura literaria, vale la pena conocer qué son y cómo se usan estos recursos literarios en la escritura. Las figuras literarias, también conocidas como «figuras retóricas» o «recursos expresivos», son recursos del lenguaje literario utilizados para dar más expresión a sus palabras, es decir, el escritor los aplica para dotar de más emotividad a sus escritos. Para conocer más sobre el tema, se puede pulsar aquí o aquí. Un glosario completo de figuras literarias se encuentra aquí. Ejemplos de figuras retóricas se encuentran aquí.

FORMATO: Al opuesto del contenido, éste se refiere a la forma en que aparecerá un escrito. En la escritura académica, este concepto adquiere importancia porque no se trata de «hablar bonito», se trata de hablar bien. Asimismo, no se trata de llamar la atención inútilmente al añadir elementos que hace que el escrito adquiera repugnancia. Eso, por ejemplo, sucede cuando, pensando en que nuestro escrito se va a ver bien o que el lector se va a impresionar, además de subrayar algo lo escribimos todo en mayúsculas, lo ponemos en cursiva y, encima, lo subrayamos. La idea es evitar eso. La idea es ubicar las cosas en su lugar, es decir, formatearlas.

FUENTE: Es la información que el académico provee al lector para indicar de donde sacó la cita. La fuente se inserta al final de la oración que contiene la cita (antes del punto final de la oración para una cita directa corta; y después del punto final de la oración para una cita directa larga). La fuente incluye: el «quién», el «cuándo» y el «dónde» (i.e. apellido del autor, fecha de publicación y número de página o párrafo) dentro de un paréntesis. Cuando el nombre del autor se incluye en la oración que contiene la cita, inmediatamente le debe seguir la fecha de publicación en paréntesis, por lo que no es necesario volver a incluir el apellido del autor y la fecha de publicación en el paréntesis; en este caso solo se incluirá el número de página(s).

Hay tres tipos de fuentes, las primarias, secundarias y terciarias; para saber diferenciarlas, se puede pulsar aquí.

FUNCIONES DEL LENGUAJE ACADÉMICO: En general, la función del lenguaje es comunicar. Sin embargo, la función del lenguaje académico es transmitir conocimiento en un contexto de reflexión, investigación y análisis. Para conocer más sobre el tema, pulsar Funciones del lenguaje académico.

GANCHO: Es la primera oración (o conjunto de oraciones) que el autor/a usa para invitar al lector a leer el ensayo. Por tanto, es la puerta del ensayo, por lo que aparece al inicio de la introducción. Hay varios tipos de gancho (ver «Introducción con gancho – Conclusión con cierre en «El proceso de escritura»).

HIPÓTESIS: Es el supuesto que el investigador propone para explicar el problema que quiere investigar. Por ejemplo, si queremos estudiar por qué la leche se corta aun dentro del refrigerador, podríamos proponer que es debido a que la empresa de electricidad corta la luz dos horas al día. Nuestra hipótesis sería la siguiente: A pesar de estar refrigerada, la leche se daña después del corte de luz. Luego, después de aplicar el método científico en el desarrollo de la investigación, si se comprueba que en efecto después de irse la luz la leche se daña, habremos verificado nuestra hipótesis. Con ello, podríamos establecer una tesis, que evidenciaría el proceso llevado adelante para confirmar o descartar una hipótesis.

IDEA DE APOYO O IDEA SECUNDARIA: Tiene el trabajo de fundamentar o sustentar la idea principal de un párrafo o un escrito.

IMPLICACIÓN: La implicación se refiere a la consecuencia lógica a la que debemos conducir a nuestros lectores después de haberles presentado primero nuestras propias ideas y luego las ideas tomadas de otros autores.

Por ejemplo, si nuestra tesis es que fumar es perjudicial y añadimos datos expuestos por un experto en el tema que dicen que el 70 por ciento de los jóvenes que fuman terminan con problemas respiratorios, entonces la única implicación lógica que cabe es que si eres joven, no debes fumar.

INCISO BIBLIOGRÁFICO: Ver entrada bibliográfica.

INCISO GRAMATICAL: El inciso es una expresión que se añade en una oración para dar más información. Pulse aquí para una explicación detallada. Para acceder a los ejercicios, pulse aquí: Incisos & Juegos sintácticos. En el taller aplicamos la estrategia del inciso gramatical para describir una idea, un fenómeno, un concepto, etc. Su virtud consiste en que si se lo retira de la oración, ésta queda intacta (i.e., no cambia de forma o significado). Un ejemplo sería el siguiente.

Oración: La democracia necesita ser fortalecida.

Oración con inciso gramatical: La democracia, que es vital para la vida en sociedad, necesita ser fortalecida.

Como se puede notar, el inciso gramatical se encuentra entre comas. Si se lo retira, la oración sigue vigente.

INDUCCIÓN: Ver entrada de la deducción-inducción arriba.

INFERIR/INFERENCIA: Inferir en la lectura es usar lo que dice el texto para llegar a una conclusión que se intuye o que no está explícitamente establecida. Un ejemplo de esto sucede con palabras que a veces no entendemos. Sin embargo, la clave está en que podemos descifrar su significado por el contexto y por lo que sí se dice. Por ejemplo, en la oración “cuando Pedro toca el ukelele la gente lo escucha con mucha atención y agrado” podríamos inferir que el ukelele es un instrumento musical; y ese justamente es el caso: el ukelele es una pequeña guitarra. La inferencia, entonces, es usar el objetivo, las pautas y el contexto que nos da una lectura para de ahí sacar conclusiones propias.

INFORMACIÓN: Pulse aquí para una discusión ampliada sobre el concepto y sus aplicaciones. Para ver dos exposiciones sobre cómo encontrar información, pulse los siguientes links: a) Ciencias Sociales y b) Humanidades. También se puede revisar el siguiente cuadro que contiene enlaces importantes: Sitios útiles para encontrar información en internet.

INVESTIGAR: Es la acción de hacer preguntas, plantear hipótesis y proponer soluciones al problema objeto de estudio. (Va de la mano de la información). Para conocer de cerca el proceso de investigación, pulse aquí (explicaciones generales); o aquí (explicaciones específicas).

LECTOR ACTIVO: El lector activo es una persona que no espera que la información le llegue; no es alguien que espera ser instruido; no es aquel que decide aceptar todo lo que el texto y su autor le dicen. Por el contrario, el lector activo es una persona que activamente busca información. Es un lector estratégico que busca información específica en los lugares que sabe que debe estar dicha información. Es un lector que, entre otras cosas, usa herramientas de lectura efectiva para interactuar con los textos. Es el que pone en juego cosas como: hacerle preguntas al texto antes de empezar a leer; buscar la idea principal y sus sustentos (bases, fundamentos, argumentos); tomar notas mientras lee (relacionadas éstas a conceptos, ideas, teorías, ejemplos, argumentos, etc.); subrayar secciones importantes (no todo o gran parte del texto, porque eso significaría que no entendió lo que leyó); buscar información antes, durante y después de la lectura (cosas que complementen o amplíen los contenidos); identificar el esquema que el autor usó para construir su texto (esto funciona especialmente con textos académicos, que tienden a seguir patrones de estilo preestablecidos; e.g., papers); y concentrarse (buscar el tiempo y el espacio ideal para disfrutar y aprender); claro, también busca disfrutar. (Va de la mano del concepto de escritor estratégico, ver arriba).

LÍNEA DE ARGUMENTACIÓN: La línea de argumentación en un escrito académico se refiere al camino que construye y sigue el autor para llegar del punto A (inicio del escrito) al punto B (producto final (i.e., borrador final del ensayo)); incluye el desarrollo cohesionado de las ideas, los argumentos y los sustentos. En la figura 1, a continuación, se señala los ítems que construyen una línea de argumentación.

Línea de argumentación

(Tomado de http://scielo.isciii.es/img/revistas/ap/v29n3/psicologia_social1_f1.jpg).

LISTA DE REFERENCIAS: Es la página que aparece inmediatamente después del cuerpo del manuscrito; excepto cuando se incluye citas en los apéndices y anexos, en cuyo caso aparece al final del manuscrito. La lista de referencias solo contiene los textos que el investigador usó para desarrollar el texto, y lo hace incluyendo cada texto (en su formato correspondiente) en orden alfabético y con sangría francesa. Además, el título («Referencias») es un título de primer nivel.

LITERATURA GRIS: Se refiere a la producción intelectual que se desconoce porque su intención inicial no incluye su difusión. Sin embargo, con el desarrollo de las nuevas tecnologías, hoy se habla de «información gris», como forma avanzada de producción intelectual. Esta categoría incluye: tesis doctorales, actas de congresos, informes de investigación, memorias, proyectos, patentes, normas y traducciones científicas, entre otros. Su importancia es tal, que hoy existe la European Association for Grey Literature Explotation (EAGLE), cuya base de datos se encuentra aquí.  (Wiki)

MANUSCRITO: En este blog usamos el término «manuscrito» para referirnos a un texto de  producción académica y, por tanto, puede ser sinónimo de ensayo o monografía.

– MAPA DEL ENSAYO: Es la última oración del párrafo introductorio que indica al lector las tres ideas que se van a desarrollar en los tres párrafos del cuerpo del ensayo a continuación. El orden en que aparecen las ideas debe ser lógico (i.e. deben seguir el sentido común del autor/a; e.g., «persona – sociedad – familia» no siguen un orden lógico, pero «persona – familia – sociedad» sí).

MARCADOR TEXTUAL: Es una palabra o frase que tiene la función de organizar el contenido total del texto; contribuye al desarrollo de las ideas; y ayuda en la coherencia y cohesión textual (C. Martínez).

«MESA DE TRABAJO» (METÁFORA): Es útil ver al ensayo, manuscrito o monografía como una mesa de trabajo a la que el autor invita a varios investigadores a dialogar con él y entre sí sobre el tema propuesto. La producción intelectual, por tanto, no es simplemente encontrar algo interesante que dijo algún conocedor del tema. Lo importante, en la creación de conocimiento, es demostrar la habilidad para dialogar con lo que otros investigadores han producido. No se trata de cortar y pegar. Por el contrario, la idea es estudiar los textos, identificar ideas y conceptos importantes, ubicar lo seleccionado en el contexto que yo, como autor, he desarrollado, hacer que las partes dialoguen e interpretar lo que se dice sobre el tema. Para preguntarnos cómo construir una mesa de trabajo, es decir un ensayo, se puede pulsar aquí y luego aquí.

MÉTODO CIENTÍFICO: Es un proceso que busca explicar cómo o por qué suceden las cosas. Se basa en el planteamiento de preguntas, la proposición de hipótesis, la experimentación y la comprobación. Aquí se puede leer más al respecto o también se puede familiarizarse al pulsar este enlace.

MODELO ARGUMENTATIVO DE TOULMIN: Éste es el modelo que hemos adoptado para la escritura de artículos de investigación académica. Para conocer de cerca cuáles son sus características, se puede pulsar aquí.

«OJO CLÍNICO» (METÁFORA): Una persona asiste a la universidad, entre otras cosas, para salir informada, de tal manera que, luego de interpretar los textos a su alcance, pueda sentir que ha profundizado sobre los temas de su interés. Si lo hace con dedicación (por ejemplo, a lo largo de la licenciatura o maestría), esa persona se convertirá en una especie de «experta». El «ojo clínico», por tanto, no es más que la experticie que una persona adquiere cuando se ha dedicado a la lectura, la escritura y el debate en torno a las ideas que le interesan.

La implicación más importante de lo dicho es que el «ojo clínico» se debe evidenciar especialmente en los escritos que los académicos producimos para la academia. Esto sucede cuando dialogamos con otros textos, es decir, cuando incorporamos ideas obtenidas a través de nuestras lecturas y tratamos de darles sentido en el contexto en que nos hallemos. «Aplicar» el «ojo clínico», entonces, es la acción de darle sentido a las ideas en las que nos encontramos inmersos, tomando en cuenta lo que hemos «tomado prestado» de otras personas.

PALABRAS CLAVE: Son el conjunto de palabras o frases que, a manera de hashtags, sirven para identificar las ideas principales que se desarrollan en un escrito. Forman parte del resumen/abstract de un ensayo académico. Por ejemplo, si el tema del ensayo fuera la democracia en el Ecuador a través de la historia, las palabras clave serían: democracia, Ecuador, historia. Nota: No es necesario presentarlas en orden alfabético. Lo que sí es necesario es escribirlas en letra minúscula, separadas por una coma y sin punto final.

PARAFRASEAR: Es la acción de poner en nuestras propias palabras algo que leímos, vimos o escuchamos de otro autor.

– PÁRRAFO: Es un grupo de oraciones que desarrolla una idea principal sobre un tema. Tiene: a) unidad de sentido (i.e. aborda un solo aspecto) y b) unidad gráfica (i.e. empieza con mayúscula después de la sangría y termina en punto aparte. (E. Washima)

Tipos de párrafos, según el patrón de organización que se escoja:

  1. Patrón deductivo: Un párrafo cuya idea principal se indica en el principio.
  2. Patrón inductivo: Un párrafo cuya idea principal se indica en el final.
  3. Patrón deductivo-inductivo: Un párrafo cuya idea principal se indica en el principio y en el final.
  4. Patrón inductivo-deductivo: Un párrafo cuya idea principal se indica en el medio.
  5. Patrón insinuado: Un párrafo cuya oración principal no se dice, pero está implícita.

Para ver ejemplos: pulsar aquí.

Ver la entrada sobre la deducción-inducción arriba, para más información.

PIE DE PÁGINA: Según APA, el pie de página se debe usar para presentar información complementaria sobre un tema, idea o concepto, o para añadir información sobre derechos de autor. Hay dos maneras de presentar un pie de página: al final de la página que requiera ampliar información o al final del ensayo en una página aparte llamada «Notas». En el curso utilizaremos la primera opción. Así, para insertar el pie de página se debe recurrir a la pestaña de las «referencias» en Word y pulsar la opción de «insertar nota al pie». La regla básica para el buen uso del pie de página es ubicar el cursos inmediatamente después de aquello que quiero ampliar.

Una cosa es que quiera ampliar el concepto de «democracia», por ejemplo, y otra, muy diferente, que quiera ampliar el mismo concepto relacionado a su uso en una oración en particular. En el primer caso, la ubicación del cursor sería después de la palabra «democracia». Y, en el segundo caso, la posición del cursor sería después del punto de la oración que contiene el concepto de democracia usado en ese contexto en particular.

APA sugiere que se use el pie de página lo menos posible, para complementar la información de manera estratégica, no para desviar la atención del lector.

PREGUNTA GUÍA: Es la pregunta(s) general que como investigador me planteo para guiar la pesquisa. Se recomienda acudir a ella constantemente para recordar el propósito y la dirección de la investigación.

Su pregunta de investigación va a hacer o romper su paper; la elección de un tema de investigación es un arte y la ciencia de su propio. Si una pregunta es demasiado amplia, el documento carece de enfoque. Si es demasiado estrecha, se enfrentará a un conjunto diferente de problemas relacionados con la búsqueda de fuentes y, por tanto, no se asegurará que su paper sea relevante. Su pregunta de investigación debe estar inspirada en la investigación previa sobre el tema; ya sea respondiendo a una pregunta planteada por otras investigaciones o posiblemente respondiendo a una observación hecha en otro paper.

El mundo de la investigación es un rompecabezas, por lo que la suya debe ser una pieza que encaje con todo lo que ya ha sido escrito. Sea que su investigación cumpla o no con esto, esta condición será determinada antes de que usted comience su estudio. De hecho, toda una sección de su ensayo final – la revisión de la literatura – debería estar dedicada a explicar cómo su pregunta de investigación encaja con la investigación previa. (endnote.com)

PUNTO DE VISTA: El punto de vista se refiere a la posición desde la cual tratamos un tema. En escritura académica tratamos de ser lo menos subjetivos. Esto significa que intentamos hacer que nuestros puntos de vista personales (incl. nuestros prejuicios, por ejemplo) no interfieran en cómo presentamos nuestra producción intelectual. Es un tema importante porque de él se desprende el uso de la tercera persona singular (i.e., «se dice que») o de la primera persona plural (i.e., «decimos que»). En otras palabras, no se tiende a usar la primera persona singular (i.e., «yo digo que»). El punto de vista no quiere decir que la voz del autor desaparezca; quiere decir que trata de ser más objetivo frente al estudio, la investigación y la difusión del conocimiento.

El punto de vista también está relacionado al contexto (ver arriba).

REFERENCIAR: Es el proceso de reconocer la autoría de un texto ajeno en nuestro manuscrito. Este proceso requiere que el académico provea toda la información necesaria para que el lector encuentre la fuente original de la información.

REFUTACIÓN: A través de la refutación se presenta un argumento(s) con el que se rechaza o impugna total o parcialmente la tesis contraria a la de uno.

RESUMEN: El resumen, de un escrito académico corto, tiende a ser un párrafo que desarrolla información relacionada a: el tema, la tesis, el enfoque, el contexto, los argumentos principales, la conclusión principal. Este párrafo generalmente se encuentra en la segunda página, después de la portada. Luego del mismo se incluye las palabras clave (ver arriba) y su traducción al inglés, bajo el título de abstract.

TESIS: Según umich.mx, la tesis es una línea de argumentación basada en una hipótesis. Así, para un curso de escritura y lectura académica, la tesis es la posición o la postura que uno toma frente al tema escogido, que deberá ser defendida con argumentos. Por ejemplo, con el tema del matrimonio entre parejas del mismo sexo uno puede decir que está bien (ha tomado una posición), mientras que otro puede decir que está mal (también ha tomado una posición). Por tanto, una tesis sobre el tema sería la siguiente: Los matrimonios entre personas del mismo sexo abren el camino para que muchos niños y niñas no queden desamparados. Otra tesis, sin embargo, podría ser ésta: Los matrimonios entre personas del mismo sexo irritan la sensibilidad de muchas personas. En ambos casos, la posición del autor está implícita; en el primero se sobreentiende que el autor está a favor, mientras que en el segundo se ve que está en contra. La tesis, como se observa, está compuesta por el tema + la opinión del autor + la posición (que puede ser explícita o implícita).

Para conocer más sobre la tesis se puede pinchar aquí: La tesis.

TÍTULO: El título es una herramienta útil para asegurarse que el lector lea el trabajo. Es el abrebocas que permite conocer muchas cosas sobre el escrito. Lo lógico es diseñarlo de tal manera que sea efectivo. Según Hairston y Keene (2003), un buen título: predice contenido, atrapa el interés del lector, refleja el tono del escrito y contiene palabras clave que harán que el escrito sea de fácil acceso. El diseño del título es parte del proceso de escritura. No se lo puede ver como algo trivial. Se lo puede hacer a través de una lluvia de ideas, luego de haber terminado el ensayo.

TRANSICIÓN: Generalmente, un transición es la última oración de un párrafo (excepto el de conclusión) a través de la cual se concluye lo que se dijo en el párrafo que se está cerrando y se presenta lo que viene en el próximo párrafo. Un ejemplo de una transición (al final de un párrafo) es el siguiente: Como se puede constatar, el plato que nos identifica tiene unas raíces culturales peculiares; sin embargo, su preparación, como lo veremos a continuación, también es digna de admiración.

Sin embargo, también existen transiciones al inicio de un párrafo. Este tipo de transiciones recogen los temas que se han discutido y presentan el nuevo tema que se va a desarrollar en el nuevo párrafo. Un ejemplo de este tipo de transición (al inicio de un párrafo) es el siguiente: Junto al trabajo no agradecido y el salario inadecuado, se me pedía que limpie algunas de las porquerías más horripilantes. 

El mapa del ensayo, la última oración en un párrafo de introducción, es un tipo de transición. Un ejemplo de este tipo de transición es éste: Hablar inglés, en definitiva, nos permite ampliar nuestro horizonte cultural, contribuye a que adquiramos una mejor educación y nos ayuda a encontrar mejores oportunidades laborales.

WHITE PAPER: También conocido como «libro blanco» o «informe blanco», es un documento que ha sido desarrollado por una autoridad, con la intención de servir al lector como guía para que tome una decisión frente a un problema que se plantea. Para ver el ejemplo del autoplagio, se puede pulsar aquí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s